Sólo para tus ojos

Blog dedicado al cuidado de la vista. ¡Cuidamos tu salud visual!

Trucos para cuidar tus gafas progresivas. ¡Adiós arañazos!

Seguro que ya usas gafas o ya piensas que pronto las necesites. Si quieres que te ayudemos con la vida útil de tus gafas progresivas, tenemos algunos consejos para cuidarlas un poco más de lo que puede que ya lo hagas y así resistirte a la tentación de limpiarlas con la manga de la blusa o la corbata. 

 Los materiales orgánicos suelen ser más sensibles, por lo que deben incluir tratamientos especiales como antiarañazos, antirreflejos y de fácil limpieza. 

  • Acostúmbrate a poner tus gafas en un estuche rígido de buen tamaño. Esto reduce las posibilidades de que se rayen mientras no las usas.
  • Lava las gafas con agua, poniéndolas bajo el grifo. No las limpies con paños convencionales ya que no son capaces de remover las partículas pequeñas como el polvo. Además tienen partículas pequeñas capaces de rayar las lentes. 
  • Si usas detergentes de limpieza del hogar o lavavajillas para tus cristales progresivos, lo ideal es que compres limpiadores especiales, por ejemplo el que encontrarás en nuestro centro. Lavarlas con detergentes fuertes afecta la capa del cristal.
  • Te aconsejamos que las dejes secar al aire después del lavado o utiliza un paño de microfibra para secarlas. ¡Y no frotes muy fuerte!
  • Muchos no lo perciben, pero es muy importante que siempre que pongas tus gafas sobre una mesa, revises que el cristal haya quedado boca arriba.
  • Si te es muy difícil limpiar las hendiduras de la montura, la mejor opción es llevarlas a la óptica para una limpieza ultrasonido. Te las limpiaremos para que tus gafas estén siempre en las mejores condiciones.
  • Evita que tus gafas estén mucho tiempo expuestas a las altas temperaturas como en el sauna. Si la temperatura es superiores a 80° los tratamientos se pueden dañar y los cambios abruptos de temperatura pueden quebrar las lentes.

 

¿Un verano sin gafas de sol?
Gafas de sol que triunfarán este verano