Sólo para tus ojos

Blog dedicado al cuidado de la vista. ¡Cuidamos tu salud visual!

Lo que haces mal al limpiar los cristales de tus gafas

Uno de nuestros grandes imprescindibles no solo para estilizar el outfit, sino para mantener en perfectas condiciones nuestra salud visual son las gafas. Tanto si son de sol como de ver. Lo importante es mantenerlas siempre en las mejores condiciones. Pero, ¿estás segur@ de cómo las cuidas? ¿Qué productos usas para limpiarlas? En Centro Óptico Castillo te damos las claves principales para ello.

 El principal error que cometen la mayoría de las personas cuando limpian sus gafas es utilizar la ropa. Todo un clásico, ¿verdad? No se debe usar ninguna prenda para quitar la mancha de los dedos o del cristal. La razón es sencilla: la aparición de roces y arañazos. Incluso se puede llegar a eliminar alguna capa de esas lentes.

De hecho, el error más básico es pasar las gafas por la camiseta y exhalar antes sobre los cristales para humedecerlos. Algo que puede provocar fracturas microscópicas y que dificultar la visión.

¿Quizás has optado alguna vez por usar papel de cocina, del baño o servilletas? Es recomendable que sepas que este tipo de productos dejan en las gafas un residuo que araña el cristal. La mejor opción para evitar estas alternativas es, sin duda alguna, las toallitas de papel húmedas diseñadas para gafas.

Algunos consejos para la limpieza de las gafas

- Lavarte las manos para evitar suciedad, cremas o grasas que puedas integrar en el cristal.

- Deja que salga del grifo agua templada. Entonces, empapa tus gafas bajo al menos durante medio minuto. Se llevará el polvo y otros restos, y todo sin arañar las lentes. 

- Con solo una gota de algún producto de limpieza sin sustancias extrañas podrás lavarlas. Puedes frotar con tus dedos el líquido por tus gafas.

- Quita los restos de espuma y jabón para que no queden marcas y manchas.

- Finalmente, no te olvides de un trapo con microfibras especiales para eliminar cualquier posible marca.

 

¿Tiene que ver el dolor de ojos con el cuello y lo...
¿A ti también te cuesta enfocar de cerca? Descubre...