Sólo para tus ojos

Blog dedicado al cuidado de la vista. ¡Cuidamos tu salud visual!

Ilusiones ópticas que ponen a prueba nuestra percepción visual

En el funcionamiento de la vista no solo intervienen los ojos, comparten esa responsabilidad con el cerebro, que tiene un gran peso en la actividad de la percepción visual. Aunque la complejidad de las células grises es evidente, no resulta demasiado complicado tratar de hacer creer al cerebro una realidad distinta de la que ve. Las ilusiones ópticas, en concreto, nos porporcionan pistas sobre cómo opera nuestra vista y nuestro cerebro para entender todo lo que nos rodea.

¿A quién no le gusta que pongan a prueba su percepción visual mediante ilusiones ópticas? A nosotros nos resultan muy curiosas y, por eso, aprovechamos para hablar de dos de ellas.

Una de las más comunes es la ilusión de la deriva periférica, hay múltiples ejemplos en internet sobre este tipo. Nuestro cerebro interpreta que hay movimiento en la imagen debido a que, mientras movemos los ojos para apreciar los distintos colores y formas, nuestro cerebro va procesando pieza por pieza, sin continuidad. De ahí viene la sensación de movimiento.

Además, la variación a la hora de procesar elementos de alto contraste —el blanco y el negro, por ejemplo, se procesan en el cerebro más rápidamente— y contraste bajo —como en negro y el gris, donde el cerebro tarda más en discernir y asimilar la información recibida— es una de las claves con las que juegan las ilusiones ópticas. El efecto de movimiento desaparece si observamos un punto fijo en la imagen y volverá al observar nuevamente de manera global la ilusión óptica.

Desde luego hay miles de ilusiones ópticas a través de las que podemos comprobar cómo juegan con nuestra percepción. Algunas tienen explicación y otras no tanta. Por ejemplo, esta del gato en la escalera, puede verse de las dos maneras: el animal sube o el animal baja. Aquí lo normal es que nos dejemos influir por la experiencia previa que tenemos a la hora de percibir las escaleras y que busquemos institivamente la sombra del felino en los peldaños o cómo incide la luz en la pared. Al no encontrar pistas, nuestro cerebro lo puede interpretar de las dos maneras.

¿Te gustan las ilusiones ópticas? ¿Nos dices cuál es tu favorita?

Qué es el tic del párpado y cómo actuar para preve...
¿Es posible prevenir el glaucoma?

Artículos relacionados